noviembre 20, 2021

[AudioLibro] – Contagioso: Cómo conseguir que tus productos e ideas tengan éxito de Jonah Berger

Hay muchos ejemplos de cosas que han triunfado: las pulseras amarillas Livestrong, el yogur heleno desnatado, el dechado de ajuste de Six Sigma, la veto del tabaco, las retribución bajas en calorías y posteriormente la auge de la retribución Atkins, South Beach o las bajas en carbohidratos.

La misma dinámica tiene puesto a limitada escalera a altura local. Un alguno recinto será el puesto de auge al que hay que ir, etc. Todos estos son ejemplos de epidemias sociales, casos en que tipo, ideas y conductas se difunden. Empiezan con un último junta de individuos u organizaciones, y se extienden de don nadie a don nadie, casi como si de un bacteria se tratase. Sin embargo, a resentimiento de que es descifrable circunscribir ejemplos de contagio social, es altamente más espinoso calar que poco en realidad se imponga. Incluso a resentimiento de todo el parné sarasa en marketing y señuelo, pocos tipo llegan a ser populares.

La totalidad de restaurantes fracasan, la totalidad de negocios se hunden, y la totalidad de movimientos sociales no logran ganar entre la chusma. ¿Por qué algunos tipo, ideas y conductas triunfan, y otros fracasan? Una cordura por la cual algunos tipo e ideas se han argumento populares es que, simplemente, son mejores.

Acostumbramos a escoger páginas web por las que sea más ascendiente navegar, fármacos más eficaces y teorías científicas verdaderas en puesto de falsas. De forma que, cuando aparece poco que presenta mejores características o funciona mejor, la chusma tiende a adoptarlo. Otra cordura por la cual los tipo triunfan es su importe atractivo. Como es lógico, la totalidad de chusma prefiere abonar menos, así que, si dos tipo compiten entre sí, acostumbra a calar el más barato. O, si una engendro mejora sus precios a la mitad, ello tiende a contribuir a que aumenten las ventas.

La señuelo incluso tiene un papel importante. Los consumidores deben memorizar de que poco existe antaño de comprarlo y la chusma piensa que, cuanto más invierta en señuelo, más probabilidades hay de que poco se haga popular. Moneda social. Cuando una cesto telefónica es una puerta…

Las hormigas pueden relevar cincuenta veces su peso … ¿Por qué las millas de los programas de devoción de las líneas aéreas son como un videojuego? … Cuándo es excelente que poco sea espinoso de calar … ¿Por qué todo el universo quiere una ligazón de tripas, sentimientos y estómago? … El inadecuado de cobrar … Compartimos cosas que nos hacen resultar bien. Entre los edificios de cálculo rojiza y las tiendas de auge retro de Saint Mark’s Place, valla de Tompkins Square Park, en Nueva York, verás un último restaurante.

Tiene un gran rótulo encarnado nacarado con modo de perrito caliente con la palabra «cómeme» escrita en lo que parece mostaza. Bajas un último tramo de escala y te encuentras en un fiel pocilga en el que se venden perritos calientes.

Las largas mesas disponen de todos los condimentos habituales, se puede pugnar a un gran guarismo de videojuegos antiguos y, por supuesto, elevar plegarias un menú para morirse de gusto. Se ofrecen diecisiete variedades de perritos calientes. Todos los tipos de salchichas que puedas imaginar. El Good Morning es un perrito caliente envuelto en bacon, suavizado con pinrel fundido y sombrajo con un zigoto frito.

El Tsunami lleva teriyaki, ananás y cebollas verdes. Y los puristas pueden elevar plegarias el New Yorker, un clásico frankfurt a la barbacoa ciento por ciento de carne de vacuno. Pero vayamos más allí de los manteles de cuadros y de los modernos que disfrutan de sus perritos calientes.

¿Ves esa cesto telefónica de madero colocada en un rincón? Esa que parece una en las que entra Clark Kent a toda necesidad para convertirse en Superman. Adelante, echa una examen al interior

❇️ ¡PUEDES ▶️⏸️ ESCUCHAR AHORA! ⬇️