noviembre 22, 2021

[AudioLibro] – La vida de Lazarillo de Tormes. Novela

La impresión príncipe del Lazarillo de Tormes salió en 1553, o suerte a finales de 1552. Esa impresión está perdida. Las más tempranas que se conservan tienen plazo de 1554. Durante 440 primaveras existieron tres: una de Alcalá de Henares, otra de Burgos y la tercera de Amberes; no obstante en 1995, entretanto tanto se remodelaba una bloque antigua en la diputación de Barcarrota, provincia de Badajoz, apareció emparedada una noticia calabobos hecha en Medina del Campo, fechada en el mes de marzo de 1554.

Si no habían cesado de brotar ediciones «definitivas» del obra, saliente hallazgo volvió a revolver las posibilidades de una noticia lectura. Mientras no aparezca la impresión príncipe o los manuscritos originales, el obra del Lazarillo seguirá siendo producto de las especulaciones e hipótesis que lo han rondado.

Para esta impresión de Libro al Viento publicamos la que, a la plazo, es la última impresión definitiva del Lazarillo de Tormes, basada en la que hizo Francisco Rico cotejando los Lazarillos que existían con la impresión de Medina.

Conservamos la ancestral plazo en cabecera y amilanado partes —aunque ajustadas para que el obra se lea de corrido, pues la lectura auténtico carecía de ellas—, y prescindimos de cualquier comunicación a pie de página, pues consideramos que el obra, tal como está, es fácil para los lectores de hoy en día.

Pero, ¿cuál es la altura y el atractivo de saliente obra? Dejemos que sea el genuino Francisco Rico quien lo diga: «En los dosmil primaveras de cultura occidental no se había pasquín otro obra como ese Lazarillo que al interceder el Quinientos llegaba a las manos de los españoles (y irreflexivo de todos los europeos), porque ningún había acuerdo jamás antiguamente a un astro de la mísero clase de Lázaro con una curiosidad tan amplia y tan extremada, tan respetuosa con el aspecto que un pregonero en sus condiciones podría capital tenido de sí mismo, y tan limpiamente centrada en la materialidad y en las minucias cotidianas de la existencia».

Escrito a guisa de misiva a un brujo destinatario que Lázaro llama «Vuestra Merced», era una más de tantas confesiones y correspondencias que a la desarrollo se publicaban en España. En ese giro no es baza un obra anónimo, pues el columnista pretendió que aexterior el mismo astro quien contara sus desdichas: el obra estaba firmado por Lázaro de Tormes. Se trata, más bien, de un obra ficticio que en su instante fue tomado como un refrendo verdadero.

Hoy, tras podagra más de cuatro siglos y atmósfera de lecturas, estamos seguros de que positivamente fue pasquín por un intelectual, un fabulador que tomó bostezo en El onagro de oro, de Apuleyo, así como en otros textos e historias folclóricas que integró a las peripecias de su protagonista.

Sobre quién lo escribió hay 13 hipótesis diferentes, desde la más plausible —que lo haya pasquín el eremita jerónimo Fray Juan de Ortega— hasta la que replica fue ejemplar de una hermandad de seis pícaros que lo escribió en dos días; y la del director de Peterborough, Francis Lockier (1669-1740), quien se lo atribuyó a un agrupación de obispos españoles en delirio al Concilio de Trento.

Quienquiera que lo haya pasquín, lo hizo con un tratamiento tal, que convirtió al obra en la arena angular de un flamante género, la novelística picaresca, y al mismo vigencia constituyó «la máximo revolución literaria desde la Grecia clásica: la novelística realista».

❇️ ¡PUEDES ▶️⏸️ ESCUCHAR AHORA! ⬇️