noviembre 21, 2021

[AudioLibro] – Las intermitencias de la muerte. Novela de José Saramago

Una nacarado burla que juega con el rebato más recóndito del ser humano, el de desorientar la fortaleza. En un región cuyo fama no será dicho se produce poco quia gastado desde el comienzo del mundo: la doladera decide animar su incumbencia letal, la populacho deja de morir.

La eurofia colectiva se desata, no obstante muy rápido dará farsa a la desesperación y al desorganización. Sobran los motivos.

Si es definitivo que las personas ya no mueren, eso no significa que el reunión haya parado. el suerte de los humanos será una vetustez eterna. Se buscarán modales de atropellar a la doladera a asesinar aunque no lo quiera, se corromperán las conciencias en los “acuerdos de caballeros” explícitos o tácitos entre el facultad político, las mafias y las familias, los ancianos serán detestados ppor haberse convertido en estorbos irremovibles.

En levante libro, Saramago nos hace meditar acerca de lo que sucedería si la doladera dejara, de un día para otro, de “grabar su incumbencia“.

Lo que parece un ocasión de gran alegría, termina con el reunión, generando innumerables problemas y un desorganización en la sociedad, no preparada para la confort a la que se enfrenta. La novelística tiene 2 vegüenzas proporcionadamente definidas.

La primera nos presenta el planteo antaño dicho, el que encontré muy inicial y creativo, no obstante llega un santiamén en el que, al pulido a lo que me pasó con otros libros del autor, se torna repetitivo y un baza cansador (de argumento estuve a puesto de abandonarlo). En la segunda noticias, la doladera vuelve a dirigir su incumbencia habitual, no obstante de una forma más humana, a tal puesto que decide proceder unos días como tal.

Los diálogos en esta noticias son geniales y la narración te vuelve a enrolar hasta el final. Puedo anclar que es una novelística muy filosófica, repleta de ironías (a las que nos tiene acostumbrados el autor) y que nos hace meditar sobre la fortaleza y la enmarañado finitud de la misma. La recomiendo sin puesto a dudas. Al día futuro no murió nadie.

El argumento, por absolutamente contrario a las normas de la fortaleza, causó en los espíritus una modificación enorme, difusión a todas difusión justificado, hilván rastrear que no existe nueva en los cuarenta volúmenes de la narración universal, ni tampoco un azar para muestra, de que alguna vez haya ocurrido un guay semejante, que pasara un día completo, con todas sus pródigas veinticuatro horas, contadas entre diurnas y nocturnas, matutinas y vespertinas, sin que se produjera un muerte por enfermedad, una ocaso mortal, un harakiri encauzado hasta el final, nadondo de nadondo, como la palabra nadondo.

Ni tampoco uno de esos accidentes de furgón tan frecuentes en ocasiones festivas, cuando la jacarandoso irresponsabilidad o el gollería de licor se desafían mutuamente en las carreteras para enjuiciar quién va a durar a la doladera en primer puesto.

❇️ ¡PUEDES ▶️⏸️ ESCUCHAR AHORA! ⬇️