noviembre 9, 2021

[AudioLibro] – Wasabi. Novela de Alan Pauls

Por los tenebrosos rincones de mi cerebro, acurrucados y desnudos, duermen los extravagantes hijos de mi fantasía, esperando en silencio que el pericia los tino de la acento para poderse presentar decentes en la ambiente del mundo. Fecunda, como el catre de aprecio de la miseria, y parecida a esos padres que engendran más hijos de los que pueden alimentar, mi estro concibe y pare en el fascinador sanctasantórum de la cabeza, poblándola de creaciones sin número, a las cuales ni mi hecho ni todos los primaveras que me restan de empuje serían suficientes a dar forma.

Y junto interiormente, desnudos y deformes, revueltos y barajados en indescriptible confusión, los siento a veces azogarse y existir con una empuje oscura y extraña, parecido a la de esas miríadas de gérmenes que hierven y se estremecen en una eterna incubación interiormente de las tripas de la tierra, sin delimitar fuerzas bastantes para lograr a la pinta y convertirse, al carantoña del sol, en flores y frutos. Biografía de Gustavo Adolfo Bécquer. Nació en Sevilla, el 17 de febrero de 1836.

Era hijuelo de Joaquina Bastida de Vargas y del pintor José Domínguez Bécquer. Fue falsificado en la parroquia de San Lorenzo Mártir, con el notoriedad de Gustavo Adolfo, siendo su patronímico inicial Domínguez Bastida.

Tenía un religioso mayor, Valeriano, entrelos dos huérfanos a muy temprana edad. Fueron adoptados por su tío, Juan de Vargas. Gustavo Adolfo Bécquer A los diez primaveras, Gustavo Adolfo comenzó la itinerario de náutica, en el escuela de San Telmo, en Sevilla.

Sin retención, su inclinación se frustró, cuando el escuela cerró sus puertas. Fue a existir, entonces, con su madrina, Manuela Monahay, y bajuno su observancia estudió viruta y latín. En 1854, marchó a Madrid anejo a su religioso. Allí colaboró en varias publicaciones periodísticas, fundando con unos amigos, la revista “España Artística”.

Sin retención su estancia no fue grata. Los graves problemas económicos y de salud (se le declaró hemoptisis), comenzaban a debilitarlo. En el Monasterio de Veruela, encontró un circunscripción para restablecerse, y desde remotamente envió sus escritos, entre ellos “Cartas desde mi celda”, a diversas revistas.

De regreso a Madrid, comenzó a afanarse en la Oficina de Bienes Nacionales, emsin embargo por grano tiempo. Data de esa época, el aprecio reservado y transitorio con Julia Espín, hija de un conferenciante del Conservatorio y organista del templo real. Se dice que muchas de sus rimas la tienen como inspiradora, y le legó su notoriedad (Julia) a su sobrina, hija de Valeriano.

❇️ ¡PUEDES ▶️⏸️ ESCUCHAR AHORA! ⬇️