julio 3, 2021

Lujuria: Los 7 pecados capitales

Reseña

Lujuria los 7 pecados capitales narrados con voz humana.

Prefacio escucha al espíritu santo y si entiendes el mensaje que trato de transmitir a pesar de la versión de la traducción de la Biblia que estoy usando los 7 pecados capitales y las 7 virtudes celestiales Fueron adoptados por el catecismo de la Iglesia Católica ya sea Si eres parte del catolicismo o alguna otra denominación cristiana o si no asistes a la iglesia pero estudias las sagradas escrituras por tu cuenta, podemos adquirir estos rasgos cristianos y seguir desarrollándolos a lo largo de nuestras vidas en estos libros explicaré más sobre cada uno. el pecado y la virtud y los orígenes psicología referencias bíblicas manifestaciones y consecuencias de los mismos.

Capítulo 1. El amor a codiciar y la lujuria por alguien está estrechamente relacionado en Mateo 5: 27-28, ustedes han oído que fue dicho por los antiguos que no cometerán adulterio Pero yo les digo que cualquiera que mira a una mujer para codiciar porque ella ya adulteró con ella en su corazón también. El séptimo mandamiento del Éxodo dice que no codiciar la mujer del prójimo lo es todo.

Aunque en muchos casos en la Biblia la palabra epigmeo significa Lujuria y un simple deseo no sexual de algo son los versículos anteriores, se desprende de su contexto lo que se refiere a lujuria sexual cuando se habla de la palabra latina luxxuria. se refiere al deseo sexual desenfrenado que podría llevar a la formación del sexo antes del matrimonio, adulterio, engaño al cónyuge, violación o bestialidad, sexo con animales, excluimos otros actos inmorales menos severos porque la lujuria es probablemente un pecado tan mortal.

Por qué contamina la relación más elevada y agradable que Dios nos ha dado en esta vida, es decir, el amor puro entre un hombre y una mujer y fomenta una confianza, un compañerismo y con la intención de tener hijos. el concepto, los sentimientos sexuales por sí mismos no lo mismo que la lujuria, por supuesto, nos sentimos atraídos sexualmente el uno por el otro y Dios nos da sentimientos apropiados de intimidad que pueden unificar y fortalecer un matrimonio y, por supuesto, no podemos o no debemos negar el hecho de que Dios ordenó animó a muchos profetas a encontrar una esposa y a procrear y continuar mi línea de personas justas.

Recursos Adicionales y Bibliografía.

❇️ ¡PUEDES ▶️⏸️ ESCUCHAR AHORA! ⬇️